lunes, 9 de julio de 2007

Nuestras miradas



Dejé mis ojos sin esperanzas
por buscar tu mirada en la confianza,
mirada cruelmente masculina
picoteada a ratos por el sexo
mirada-vértigo
para mi purgatorio solitario
donde todavía mis ojos te llaman
pidiendo migajas.

4 comentarios:

Iris L. Acevedo dijo...

poesia aspera pero celestial, tiene aquello de entre la tierra y el cielo

catalina dijo...

a k interesante: cielo y tierra, miradas y ausencias.

Karla Santillan dijo...

Chicas, habria que preguntarle a la poeta si de verdad escribio sobre lo que ustedes interpretan, a mi me parece que la poesia nos habla de la ausencia fisica y de la necesidad de un corazon desilusionado.

Mercedes Sáenz dijo...

Sentimiento claro en idioma preciso. Poema de varias conjunciones en dónde la mirada puede decir. Es el virtuosismo de la autora. Excelente!!!!Mercedes Sáenz